Make your own free website on Tripod.com

¡Visita el sitio de Ronaldo!

Home      Educación Física    Voleibol    Fútbol    Béisbol    Juegos Olímpicos    Basketbol    Atletismo
Grandes Futbolistas
Pele    Ronaldo    Roberto Carlos    Rivaldo    Diego A. Maradona    Zidane   

Home

Atletismo

Fútbol

Béisbol

Basketbol

Voleibol

Juegos Olímpicos

Educación física
 


Ronaldo (Ronaldo Luiz Nazario da Lima) 

Jugador brasileño de fútbol, una de las últimas grandes apariciones en este deporte, hasta el punto de ser considerado sucesor de Alfredo Di Stefano, Pelé, Johan Cruyff y Diego Armando Maradona. A su privilegiada técnica une potencia, velocidad, buen regate (sobre todo en carrera) y un disparo contundente; todas estas cualidades tienen como consecuencia una extraordinaria capacidad goleadora.

TRAYECTORIA CON CLUBES

Ronaldo Luiz Nazario da Lima nació el 22 de septiembre de 1976 en Río de Janeiro y empezó a jugar en los clubes Social Ramos y São Cristóvão. En 1993 firmó por el Cruzeiro, recomendado por otra leyenda del fútbol brasileño: Jairzinho. En sólo dos temporadas se convirtió en uno de los jugadores más destacados de su país y, con 17 años de edad, firmó por el PSV Eindhoven holandés. Completó una primera temporada extraordinaria, en la que fue máximo goleador con 30 tantos en 33 partidos. En su segundo año en el PSV, pese a una lesión de rodilla, anotó 12 goles en igual número de encuentros. Además, su equipo conquistó la Copa de los Países Bajos. En el verano de 1996, el Fútbol Club Barcelona, de la Liga española, contrató sus servicios en el que supuso el traspaso más caro de la historia del fútbol hasta ese momento. Durante su primera temporada en el Barcelona coincidió con grandes figuras del fútbol mundial, tales como Josep Guardiola, Iván de la Peña, Figo, Sergi y Vitor Baia, entre otros. En el campeonato de Liga marcó 34 goles (algunos de gran belleza y espectacularidad) que le valieron para conseguir el Trofeo Pichichi (como máximo realizador de la competición española) y la Bota de Oro (concedida cada año al máximo goleador de todos los campeonatos de liga europeos). Esa primera campaña, Ronaldo se proclamó con el Barcelona subcampeón de Liga y consiguió alzar la Supercopa de España (1996), la Copa del Rey (1997) y la Recopa de Europa (1997), lo que le sirvió para confirmarse como el mejor futbolista del momento, condición que le fue reconocida en 1997 con la concesión del Balón de Oro europeo (por la revista francesa France Football) y con el segundo nombramiento consecutivo como mejor jugador del mundo por parte de la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA).

Finalizada la temporada 1996-1997 fichó por el Inter de Milán, club en el que coincidiría con el argentino Diego Pablo Simeone, con el uruguayo Álvaro Recoba y con el chileno Iván Zamorano; con este equipo conquistó la Copa de la UEFA en 1998. Por el juego desplegado durante este último año recibió el Balón de Bronce y fue considerado por la FIFA segundo mejor jugador del mundo. El día 21 de noviembre de 1999 marcó un antes y un después en su carrera. Aquel día, defendiendo la camiseta del Inter, se rompió el tendón rotuliano de su rodilla derecha, lo que le obligó a pasar por el quirófano y a permanecer apartado de los terrenos de juego durante cinco meses. Reapareció el 12 de abril de 2000, en la final de la Copa de Italia entre el Inter y el Lazio; llevaba sólo siete minutos en el campo cuando sufrió de nuevo la misma lesión. No volvió a participar en un encuentro oficial hasta septiembre de 2001, pero las molestias y las lesiones continuaron, interrumpiendo su fulgurante trayectoria, que incluso llegó a verse amenazada. Su definitiva recuperación no se produjo hasta los últimos partidos de la temporada 2001-2002, pocas semanas antes de que se iniciara en Japón y Corea del Sur la fase final del Mundial. Después de haber triunfado en ésta, y recobrado su prestigio, fue contratado por el Real Madrid. En su nuevo equipo, dirigido desde el banquillo por Vicente del Bosque, pasó a tener como compañeros a algunos de los mejores futbolistas del momento, como su compatriota Roberto Carlos, Fernando Hierro, Zinedine Zidane, Raúl o Figo (con quien ya compartiera delantera en el Barcelona). Sus primeros títulos como madridista fueron la Copa Intercontinental (que el conjunto español logró en diciembre de 2002 al derrotar al Olimpia de Asunción por dos tantos a cero, el primero marcado por el propio Ronaldo); la Liga española 2002-2003 (para cuya consecución él aportó 23 goles); y la Supercopa de España 2003.

TRAYECTORIA CON SU SELECCIÓN

Con anterioridad a 2002, Ronaldo ya había formado parte de la selección nacional brasileña que ganó la Copa del Mundo disputada en Estados Unidos en 1994, aunque acudió para adquirir experiencia y no llegó a debutar en el torneo. También había conquistado, con la selección olímpica, la medalla de bronce en los Juegos de Atlanta 96. Tras esta cita se convirtió en titular indiscutible de la selección absoluta que, dirigida por Mario Jorge Lobo Zagalo, se alzó con el triunfo en la Copa América jugada en 1997 en Bolivia, y fue subcampeona de la Copa del Mundo de Francia en 1998. En 1999 volvió a ganar con Brasil la Copa América, disputada ese año en Paraguay, y fue máximo goleador de dicha competición (empatado a 5 goles con su compañero Rivaldo).

Considerado uno de los mejores futbolistas del planeta, a Ronaldo le faltaba en su palmarés el más prestigioso de los títulos, el Mundial, y las citadas lesiones padecidas desde 1999 parecía que le imposibilitarían para lograrlo. No obstante, su recuperación le permitió ser convocado en 2002 para la fase final del Campeonato del Mundo de Japón y Corea del Sur. En el primer Mundial disputado en Asia, Ronaldo puso fin a las dudas que planteaba su posible rendimiento y ofreció gran parte de su mejor juego. Acompañado en el ataque brasileño por Rivaldo y Ronaldinho, Ronaldo fue Bota de Oro de la competición con 8 goles. Además, dos de ellos fueron los únicos que subieron al marcador en la gran final que enfrentó a Brasil y a Alemania, y que otorgaron a su país la quinta Copa del Mundo de su historia. Gracias en buena medida a su brillante actuación en este evento, en diciembre de ese mismo año recibió su segundo Balón de Oro y su tercera nominación como FIFA World Player.