Make your own free website on Tripod.com
Rivaldo fue, sin duda, uno de los futbolistas más brillantes de la década de 1990. En 1999 fue galardonado con el Balón de Oro, que le acreditaba como el mejor jugador de los que actuaban en Europa. Ese mismo año había ganado con su club, el Fútbol Club Barcelona, el Campeonato Nacional de Liga español, y se había impuesto con la selección nacional de Brasil.


Home      Educación Física    Voleibol    Fútbol    Béisbol    Juegos Olímpicos    Basketbol    Atletismo
Grandes Futbolistas
Pele    Ronaldo    Roberto Carlos    Rivaldo    Diego A. Maradona    Zidane   

Home

Atletismo

Fútbol

Béisbol

Basketbol

Voleibol

Juegos Olímpicos

Educación física

Rivaldo (Vitor Barbosa Ferreira)

Jugador brasileño de fútbol. En 1999, la revista francesa France Footbal le concedió el Balón de Oro, que le galardonaba como mejor futbolista de aquel año en las competiciones europeas. Por su parte, la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) le designó mejor jugador del mundo en aquel año.

TRAYECTORIA CON CLUBES

Vitor Barbosa Ferreira, conocido como Rivaldo, nació el 19 de abril de 1972 en Recife en el seno de una humilde familia. Tras quedar huérfano de padre a una temprana edad, tuvo que buscar trabajos ocasionales, como vendedor ambulante, para asegurar su subsistencia y la de su familia. También hubo de superar problemas de salud hasta convertirse en una de las revelaciones del fútbol brasileño a principios de la década de 1990. Media punta zurdo, de excepcional regate, gran pase y extraordinario disparo, esta última cualidad le proporciona una notable capacidad goleadora. En 1991 ingresó en el Santa Cruz y en 1992 pasó al Mogi-Mirim, donde empezó a despuntar. En 1993 fue contratado por el Corinthians y un año después por el Palmeiras, equipo con el que ganó el Campeonato Nacional de Brasil en 1994 y el Campeonato Paulista en 1996. Este último año marchó a España tras hacerse con sus servicios el Deportivo de La Coruña, cuyos colores también defendía su compatriota Mauro Silva.

Poco antes de iniciarse la temporada 1997-1998 fue contratado por el Fútbol Club Barcelona, equipo en el que permanecería durante cinco campañas (hasta la conclusión de la 2001-2002). En el transcurso de ese tiempo desplegó su extraordinario talento junto a otros excelentes futbolistas, entre ellos Sergi, Josep Guardiola, Luis Enrique, Figo, Patrick Kluivert o Javier Pedro Saviola. En el conjunto catalán Rivaldo sumó a su palmarés dos títulos de la Liga española (1998 y 1999), una Copa del Rey (1998) y una Supercopa de Europa (lograda en la temporada 1997-1998). Finalizada su etapa en la entidad azulgrana fue fichado por otro de los “grandes” europeos, el AC Milan. En su primer ejercicio (2002-2003) como rossonero, Rivaldo se proclamó campeón de la Copa de Europa y de la Copa de Italia; en el segundo (2003-2004), de la Supercopa de Europa (2003). No obstante, no se consolidó en ningún momento en el once titular y, como consecuencia de ello, en diciembre de 2003 club y jugador rescindieron su relación contractual. En enero de 2004 se comprometió por una temporada con el Cruceiro, pero al mes siguiente abandonó este equipo brasileño.

 TRAYECTORIA CON SU SELECCIÓN

Rivaldo consiguió con el seleccionado olímpico de su país la medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Atlanta 96, formando con otros jóvenes talentos del fútbol brasileño como Ronaldo y Roberto Carlos. También junto a ellos, y ya en el combinado absoluto (entonces bajo la dirección de Mario Jorge Lobo Zagalo), se proclamó subcampeón de la Copa del Mundo disputada en 1998 en Francia. En 1999 conquistó con Brasil la Copa América, competición de la que fue máximo goleador (empatado a 5 goles con su compañero Ronaldo) y elegido mejor jugador.

Su mayor éxito internacional llegó en 2002, cuando Brasil consiguió la quinta Copa del Mundo de su historia. En este Mundial, organizado de forma conjunta por Japón y Corea del Sur, los brasileños ganaron todos sus partidos y realizaron el mejor juego del torneo. Rivaldo, formando tripleta ofensiva con Ronaldo y Ronaldinho (la que sería denominada por muchos “triple R”), marcó cinco goles durante la competición y fue una de las grandes estrellas de la misma.